top of page

SPUTNIK, MI AMOR

HARUKI MURAKAMI

"Ya ves, continuamos viviendo, cada uno a su manera, incluso ahora" pensé. Por profunda y fatal que sea la pérdida, por importante que sea lo que nos han arrancado de las manos, aunque nos hayamos convertido en alguien completamente distinto y sólo conservemos, de lo que antes éramos, una fina capa de piel, a pesar e todo, podemos continuar viviendo, así, en silencio. Podemos alargar la mano e ir tirando del hilo de los días que nos han destinado, ir dejándolos luego atrás. En forma de trabajo rutinario, el trabajo de todos los días..., haciendo, según cómo, una buena actuación. Al pensarlo, me sentí terriblemente vacío. 

En este libro de 1999, escrito a punto de cerrar el segundo milenio, el escritor japonés vuelve a crear un mundo paralelo con solo la magia de 3 personajes que se relacionan entre ellos con un estilo neoromántico, tan insertado y propio de la prosa casi teatral de este escritor. El Amor es el nexo que hace girar las relaciones entre 2 mujeres de diferente edad y un profesor acostumbrado a la soledad desde su más tierna infancia. El deseo sexual no es correspondido para ninguno de los 3, que giran alrededor una órbita en la que se cruzan por momentos pero no pueden detener su movimiento para encontrar una intimidad anhelada a la vez que temida. Al igual que los satélites que viajan en solitario circunvalando la tierra, en la frialdad del espacio.

Los personajes que esboza el escritor son la esencia de sus escritos, y consigue que desde sus emociones y pensamientos acompañen casi como conocidos desde hace años, dejando eso sí un reguero de tristeza también muy propio del profundo a la vez que emocionalmente primitivo escritor.

Haruki_edited_edited.jpg
bottom of page